www.tecnopunta.es
Greenpeace España y sus retos para 2021
Ampliar

Greenpeace España y sus retos para 2021

viernes 01 de enero de 2021, 12:00h

Escucha la noticia

Entre los retos para 2021: que lo fondos europeos se utilicen para una verdadera recuperación verde en esta década tan decisiva para frenar la pérdida de biodiversidad y las peores consecuencias del cambio climático.
  • Las personas y el planeta primero. El dinero de los fondos europeos se utiliza para una verdadera recuperación justa y verde y se dejan de lado las falsas soluciones.
  • El Gobierno aumenta su ambición climática aprobando objetivos que permitan reducir drástica y rápidamente las emisiones de CO2 en la próxima década y aceleren la transición ecológica. En el contexto vivido de crisis sanitaria y socioeconómica, prevenir los peores efectos del cambio climático es más necesario que nunca. La sentencia de la demanda interpuesta, junto con Ecologistas en Acción y Oxfam Intermón, contra el gobierno por la falta de acción climática obliga a la aprobación de objetivos máś ambiciosos.
  • En 2021 se debe retomar la agenda internacional para frenar la pérdida de biodiversidad con la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica y establecer nuevos objetivos globales, incluido el de proteger total o completamente el 30% de nuestros océanos para 2030, un objetivo que los científicos consideran crítico para prevenir lo peor del colapso de los ecosistemas en los océanos y evitar un cambio climático desbocado.
  • El Gobierno tiene en sus manos legislar para solucionar la contaminación por plásticos que sufre el país, y no dejarse engañar por las falsas soluciones que propone Ecoembes.
  • Demolición del hotel ilegal de El Algarrobico y restauración de la playa tras más de una década de sentencias declarando la ilegalidad del inmueble situado en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar en Almería.
  • Las ciudades se transforman en sostenibles y para las personas, con medidas hacia la alimentación, movilidad y el consumo estableciendo políticas locales vinculantes que ayuden a luchar contra la emergencia climática.
  • La ciudadanía es consciente de la relación del consumo y el cambio climático, y por tanto empiezan a notarse cambios de hábitos en el consumo que se reflejan en el mercado.
  • Ampliación de los territorios donde se establece una moratoria a la ganadería industrial y publicación de un borrador de proyecto de ley que garantice la reducción de la emisión de nitratos en un 50% para 2030.
  • El Gobierno termina la transposición de las directivas europeas en materia de energía ciudadana y facilita los mecanismos necesarios para una verdadera democratización energética que nos lleve a la urgente transición energética, pero esta vez participada y acelerada por sus ciudadanos. (Estrategia nacional de Autoconsumo y Comunidades Energéticas Locales).
  • Desarrollar herramientas de política fiscal verde que respondan a los retos medioambientales y penalicen las prácticas no sostenibles. Se prohíben las subvenciones a los combustibles fósiles.
  • Se evita la formación de monopolios u oligopolios y se fuerza la desaparición de los existentes. Se regula la publicidad engañosa, desleal y no verificable por parte del sector de los combustibles fósiles, así como la prohibición del patrocinio de eventos de carácter público por parte de estas empresas.
  • La seguridad humana se pone en el centro de las políticas para dar respuesta a las grandes crisis de nuestro tiempo (sanitaria, ecológica y de desigualdad), frente al discurso securitario que antepone soluciones basadas en el control social y el gasto militar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios