www.tecnopunta.es
Balance 2020: Lo peor del año para Greenpeace España
Ampliar

Balance 2020: Lo peor del año para Greenpeace España

jueves 31 de diciembre de 2020, 12:00h

Escucha la noticia

Entre lo peor: una pandemia que ha evidenciado la historia de destrucción de biodiversidad que venimos arrastrando y el destino de las inversiones de dinero público para la COVID a sectores contaminantes.

Lo peor de 2020

Nacional:

  • La fiscalidad verde sigue sin avanzar, se continúa bonificando al diésel en los Presupuestos Generales del Estado.
  • El Gobierno de España dedica las primeras inversiones multimillonarias de dinero público tras la Covid-19 a sectores contaminantes como los rescates a la aviación o el plan Renove para vehículos diésel y gasolina, sin exigir condiciones ambientales para recibir dinero público a diferencia de otros países.
  • La ambición climática del Gobierno de España sigue siendo claramente insuficiente, apostando por una reducción de las emisiones de tan solo el 23% en el año 2030 respecto a las de 1990, un objetivo muy alejado de las recomendaciones científicas.
  • Andalucía, la Región de Murcia, la Comunidad de Madrid, Galicia, Cataluña Castilla y León, Castilla La Mancha y las Islas Canarias aprovechan el discurso de la reactivación económica post-covid para agilizar paquetes normativos y proyectos que dan la espalda a la protección ambiental buscando en el ladrillo la salida a la crisis.
  • Se amplía la licencia de operación de los dos reactores nucleares de Almaraz (Cáceres) y de Vandellos II (Tarragona), ambos innecesarios para la seguridad de suministro eléctrico. Ambos continuarán produciendo residuos radiactivos sin que tengamos solución para los mismos, están cada vez más envejecidos superando en el caso de Almaraz su vida de diseño, condicionan la transición energética y aumentan el riesgo de ocurrencia de accidentes.
  • Las políticas de greenwashing de las empresas contaminantes. Tras la narrativa del “cero emisiones netas en 2050”, existe una política empresarial continuista sostenida por argucias y falsas soluciones. La organización ha identificado las estrategias empresariales que son resistencias y obstáculos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de grandes empresas: Banco Santander, BBVA, Campofrío, Coren, Ecoembes, Endesa, Iberia, Naturgy, Real Madrid C.F. y Repsol.
  • Un 15% de la población sufre pobreza energética en España, una situación que causa 7.100 muertes al año, más que los accidentes de tráfico, según la OMS. Greenpeace exige al Gobierno que reconozca la energía limpia y asequible como un derecho.
  • El Ministerio de Transición Ecológica otorga una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva al proyecto presentado por la empresa Fertiberia para el sellado de las balsas de Fosfoyesos de Huelva a pesar de que no se producirá la restauración ambiental de esta zona, siendo el caso de contaminación industrial más grave de Europa.
  • España es ya el país de la UE donde más carne se consume y siguen proliferando nuevas explotaciones de ganadería industrial en todo el territorio con graves consecuencias sociales y ambientales del que el dictamen motivado de la CE por el reiterado incumplimiento de la Directiva de Nitratos es un claro ejemplo.
Internacional:
  • El pasado mes de mayo se alcanzaron 417 partes por millón de CO2 en la atmósfera, el máximo en la historia de la humanidad.
  • Cinco años después de la firma del Acuerdo de París, los compromisos de los países siguen siendo insuficientes para afrontar la emergencia climática. La UE ha aprobado un nuevo objetivo de reducción de emisiones insuficiente.
  • En sólo un año, la selva amazónica ha perdido 626 millones de árboles en una superficie equiparable a un millón y medio de campos de fútbol. Se trata de la cifra más alta de la década.
  • El hielo marino en el Ártico alcanza el segundo mínimo histórico jamás registrado. Ya ha perdido dos tercios de su volumen.
  • El Parlamento Europeo condena a la agricultura europea al aprobar una Política Agrícola Común (PAC) que no recorta las subvenciones a la ganadería industrial ni aumenta sustancialmente la financiación de medidas medioambientales.
  • Muchos países de todo el mundo imponen restricciones desproporcionadas a las libertades cívicas, el activismo, la protesta pacífica y la participación democrática debido a la pandemia provocada por la Covid-19.
  • Los datos sobre incendios y crisis climática en todo el planeta son alarmantes. Comenzó 2020 con una crisis nacional en Australia, así como en Siberia y otros países. En California, los incendios han arrasado la mayor superficie de su historia. En España, tan sólo 17 grandes incendios han abarcado el 52% de superficie quemada total, con miles de personas desalojadas de sus casas.
  • El Banco Central Europeo ha inyectado más de 7.000 millones de euros en combustibles fósiles desde el comienzo de la crisis Covid-19. Entre las empresas vinculadas a los combustibles fósiles a las que el BCE ha comprado bonos se encuentra Repsol.
  • Una investigación de Greenpeace pone de manifiesto que la contaminación por la quema de carbón, petróleo y gas provoca 4,5 millones de muertes al año en todo el mundo y tiene un coste económico de 2,9 billones de dólares al año en todo el mundo (3,3% del PIB mundial) y 23.631 millones de dólares al año en España (1,68% del PIB).
  • Greenpeace denuncia que algunas colonias de pingüinos de la Antártida ya han disminuido hasta en un 77%. Algunas colonias de pingüinos barbijo estudiadas en la Antártida han pasado de 122.550 parejas reproductoras a 52.786 en los últimos 50 años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios