www.tecnopunta.es
TotalEnergies lleva 50 años retrasando la transición climática
Ampliar
(Foto: Greenpeace.jpg)

TotalEnergies lleva 50 años retrasando la transición climática

jueves 21 de octubre de 2021, 22:01h

Escucha la noticia

Un artículo publicado en la revista ‘Global Environmental Change’ revela que TotalEnergies conocía la posibilidad de un cambio climático sin precedentes debido a la producción de combustibles fósiles ya en 1971. Tras las revelaciones, Notre Affaire à Tous y 350.org piden que se responsabilice a la multinacional por su comportamiento pasado y presente en la crisis climática.

En un artículo publicado en la revista internacional Global Environmental Change, tres historiadores revelan que los directivos y empleados de TotalEnergies (en aquel momento Total y Elf) fueron advertidos de la posibilidad de un cambio climático sin precedentes debido a la producción de combustibles fósiles ya en 1971. El documento revela cómo la multinacional petrolera ha engañado al público, a los responsables políticos y a los inversores durante los últimos 50 años:

  • Con el despliegue de numerosas estrategias para desacreditar a la ciencia y generar dudas en torno a la emergencia climática;
  • Presionando ferozmente para impedir cualquier forma de regulación de sus actividades;
  • Continuando con el desarrollo de su negocio casi exclusivamente en torno a los combustibles fósiles a pesar de conocer los desastrosos impactos que esto tendría sobre las personas y el planeta.

En respuesta a estas revelaciones, la responsable de la campaña de petróleo de Greenpeace Francia, Edina Ifticene, ha declarado:

“Durante décadas, la negación del cambio climático fue la táctica más eficaz de la industria petrolera, hasta que la crisis climática fue demasiado grave para ignorarla y obligó a las empresas de combustibles fósiles a recurrir a tácticas sucias más sofisticadas de retraso y distracción para seguir bombeando petróleo.Un ejemplo de ello es la reciente campaña de cambio de marca de TotalEnergies, que pretende hacerla pasar por líder de la transición energética, mientras sigue extendiendo sus mortíferas emisiones”.

“Las grandes petroleras no se preocupan por salvaguardar a las personas o al planeta, sino que se preocupan por aumentar sus propios beneficios a pesar de que nos cuesten literalmente el planeta. Al igual que las tabacaleras, han desacreditado deliberadamente a la ciencia y han engañado al público. Por eso, Greenpeace y otras ONG piden a la Comisión Europea que introduzca una prohibición similar a la del tabaco para la publicidad y el patrocinio de los combustibles fósiles. Estamos reuniendo un millón de firmas de ciudadanos europeos para que apoyen nuestras demandas y ayuden a poner fin a la era de los combustibles fósiles”.

Asimismo, las organizaciones Notre Affaire à Tous y 350.org lanzan una campaña en la que piden a las autoridades públicas que exijan responsabilidades a TotalEnergies, y a los grandes bancos que corten sus vínculos con Total.

Para 350.org y Notre Affaire à Tous: “Estas revelaciones demuestran que TotalEnergies y las demás grandes empresas petroleras y de gas han robado el precioso tiempo de una generación para frenar la crisis climática. Las nefastas consecuencias del cambio climático que estamos viviendo podrían haberse evitado si los ejecutivos de Total hubieran decidido hace 50 años que el futuro del planeta era más importante que sus beneficios”.

Las estrategias utilizadas por Total en los últimos 50 años demuestran que la prioridad de la multinacional ha sido siempre proteger sus beneficios a toda costa, sin importar el impacto sobre la humanidad y el clima. Incluso hoy, TotalEnergies pretende aumentar sus capacidades de producción y desarrollar nuevos proyectos devastadores en regiones protegidas, como el oleoducto de África Oriental (EACOP) y los proyectos de GNL2 en el Ártico. Según sus planes actuales, los combustibles fósiles seguirán representando más del 80% de las inversiones del grupo en 2030.

Clémence Dubois, jefa del equipo de 350.org Francia, ha declarado: “El desarrollo intensivo de nuevos proyectos de petróleo y gas es una declaración de guerra contra la humanidad. Los planes de Total de seguir desarrollando nuevos yacimientos masivos de petróleo y gas en los próximos años podrían acabar costando millones de vidas. Pero esto sólo es posible gracias al apoyo que reciben del sector financiero. Desde todo el mundo, hacemos un llamamiento a los bancos: es hora de cortar la financiación a Total”.

Ante el inicio de las negociaciones de la COP26 dentro de unas semanas, estas revelaciones subrayan la necesidad urgente de que los gobiernos pongan freno a la industria de los combustibles fósiles y a sus patrocinadores financieros, en lugar de esperar a que realicen una transición voluntaria.

Justine Ripoll, responsable de la campaña de Notre Affaire à Tous, añade: “Los marcos jurídicos y las demandas judiciales están demostrando ser cada vez más eficaces para obligar a las multinacionales a respetar sus compromisos climáticos, como demuestra el caso de Shell en los Países Bajos. Pero hay que estar atentos: estas iniciativas legales son atacadas constantemente por los lobbies de las grandes empresas, como estamos viendo actualmente con la iniciativa de diligencia debida y responsabilidad corporativa de la UE o el tratado vinculante de la ONU sobre empresas transnacionales.”

Estas prácticas de presión ante los poderes públicos, para hacer prevalecer los intereses de las multinacionales sobre el futuro de las poblaciones y del planeta, documentadas en la investigación recién publicada, siguen siendo muy actuales. Notre Affaire à Tous y 350.org piden al gobierno francés que ponga en marcha una comisión de investigación, para arrojar luz sobre la forma en que se han tomado las decisiones de política climática durante todas estas décadas, especialmente cuando sabemos que Total y Elf han estado y siguen estando estrechamente vinculadas al Estado francés, como ha demostrado un reciente informe de Amigos de la Tierra.

350.org y Notre Affaire à Tous exigen que los gobiernos y los actores financieros obliguen a TotalEnergies a alinearse con el acuerdo climático de París dejando de desarrollar nuevos proyectos de combustibles fósiles.

Al decidir no regular las actividades de TotalEnergies, y seguir proporcionándoles apoyo financiero, el Gobierno y las instituciones financieras están trasladando la carga de la transición climática a los ciudadanos y a las autoridades locales, que ahora están pagando un alto precio por la explotación desenfrenada de los combustibles fósiles. TotalEnergies debe responder por las pérdidas y los daños causados por su decisión de ignorar las advertencias científicas durante los últimos 50 años.

¿Cómo colaborar?

Con el fin de arrojar luz sobre las acciones de TotalEnergies desde 1971, para que los ciudadanos puedan actuar, y para presionar a los actores públicos y financieros en posición de imponer la transición climática a TotalEnergies, Notre Affaire à Tous y 350.org lanzan una campaña en la que se pide a las autoridades públicas que responsabilicen a Total, y a los grandes bancos que corten sus vínculos con la empresa. Más información, en totalknew.com.

Recogida de firmas para una Iniciativa Ciudadana Europea con el objetivo de prohibir la publicidad y los patrocinios de combustibles fósiles: https://es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/peticiones/combustibles-fosiles/

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios