www.tecnopunta.es
Toser en el codo podría no frenar la propagación del Covid-19
Ampliar

Toser en el codo podría no frenar la propagación del Covid-19

jueves 27 de agosto de 2020, 19:42h

Escucha la noticia

Un equipo de investigadores de la Indian Space Research Organisation ha demostrado que toser en el codo no evita la propagación del virus, aunque ratifica que la mejor protección es llevar mascarilla.

A partir de un modelo sobre cómo influye toser en diferentes escenarios han llegado a esta conclusión: mediante los campos de flujo de la tos según se cubra la boca con mascarilla, con la mano o con el codo se puede extraer cuál es la más efectiva para combatir.

Lo que concluyen estos investigadores es que toser en el codo, sólo ayuda a detener la propagación si se cubre con una manga, sino es así, es mejor cubrirse la boca directamente con la mano.

Las recomendaciones sobre cómo actuar siempre han señalado la efectividad de cubrirse la boca con la parte interior del codo cuando resultara imposible contener la tos. Y alertaban siempre sobre usar las manos como medida de contención. Sin embargo, este reciente estudio desmonta esa teoría: demuestra que la mano frena mejor la propagación del virus que el codo si este está descubierto.

De modo que, según este estudio, ratifica que un codo sólo funciona cuando está cubierto por una manga, ya que un brazo desnudo no puede formar el sello adecuado contra la nariz necesario para obstruir el flujo de aire.

La mascarilla como mejor medida de protección... también la de tela

Lo que sí ha demostrado el estudio es que la mejor protección es llevar la mascarilla cuando se trata de frenar la propagación del virus a través de la tos. El equipo de la Indian Space Research Organisation examinó diferentes tipos de máscarillas y probó con otras posibilidades como las manos ahuecadas o el gesto de toser en el codo, para ver en cuál de ellos se produce menor propagación. Comprobaron qué cobertura facial funcionó mejor, mediante una técnica llamada imágenes de schlieren para mapear la propagación de la tos.

Como era de esperar, vieron que las máscarillas N95 eran las más efectivas para reducir la propagación horizontal de la tos, pero una descubierta, por el contrario, puede alcanzar los tres metros, pero incluso una simple máscarilla desechable puede reducir eso a medio metro de distancia, según sus hallazgos publicados en la revista Physics of Fluids.

Según los investigadores, "incluso si una máscara no filtra todas las partículas, si podemos evitar que las nubes de tales partículas viajen muy lejos, es mejor que no hacer nada. En situaciones en las que no se dispone de máscarillas de alta protección, cualquier mascarilla es mejor que ninguna para el público en general para frenar la propagación de la infección".

Los investigadores del Indian Research Institute esperan que sus hallazgos acaben con el argumento de que las máscarillas de tela normales son ineficaces, aunque en sus conclusiones enfatizan que estas deben continuar usándose manteniendo la distancia se seguridad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios