www.tecnopunta.es
Saca el bate, nos atacan

Saca el bate, nos atacan

jueves 16 de octubre de 2014, 19:14h

Escucha la noticia

Ayer aterrizó en nuestras carteleras la triunfadora del último Festival de Sitges:“Attack The Block”. Ganadora del Gran Premio del Público, el de la Crítica, el Especial del Jurado y además el otorgado a la mejor BSO. Pero… ¿Se lo merece?

Saca el bate, nos atacan

El film comienza de una manera peculiar: Un grupo de adolescentes que vive en una zona marginal de Londres intimida y asalta a una joven enfermera, Sam (Jodie Whittaker). Hasta ahí podríamos estar ante una película sobre luchas entre bandas, reivindicación social e incluso un guiño a las revueltas londinenses del verano pasado (al ver tanta capucha y tanto bate). Pero no, porque entonces un meteorito cae sobre un coche y nos cambia el argumento.

“Attack the block” es una mezcla entre película de acción, serie B y humor (del cínico y en cápsulas, para que no sature) que nos relata cómo los chicos malos del barrio pasan a ser los héroes tras enfrentarse a una peluda banda de extraterrestres. La lucha entre “el bloque” y el espacio exterior surge cuando Moses (John Boyega) tiene la fantástica idea de perseguir y matar al supuesto “mono” que le ha atacado. El problema es que se trata de un alien (en concreto: Una hembra cargada de feromonas, para los simpatizantes de este tipo de bichos). Tras su muerte la invasión estará servida, así que los pandilleros se hacen con armas, bicis y motocicletas para defender su territorio. Lo malo es que los nuevos visitantes no serán tan fáciles de aniquilar.

El relato crea una atmósfera claustrofóbica en la que ningún lugar estás a salvo mientras las criaturas se van apoderando del barrio. Su objetivo es acabar con Moses y cobrar su venganza, aunque antes acaban con todo lo que encuentren a su paso: Policía y traficantes de droga incluidos. La película mezcla secuencias entre una trama correspondiente a una película común: La influencia de los trapicheos y de pertenecer a una banda, la lucha contra el racismo o la seguridad en las calles. Aderezada con los sustos de las criaturas del espacio. Seres que parecen un cruce entre perros y gorilas que se han tragado una luz de neón azul. Por tanto, entender y conectar con los chavales que hace cinco minutos iban navaja en mano no es fácil.

El film sorprende con que prácticamente todos sus actores son desconocidos: Alex Esmail como Pest, Franz Drameh es Dennis, Leeon Jones interpreta a Jerome, o Simon Howard que encarna a Biggz son algunos de los integrantes. Aunque es cierto que el protagonista, John Boyega, ha sido el centro de las comparaciones por su parecido físico con Denzel Washington….con unos años de diferencia.

Joe Cornish nos trae así una película entretenida, que no está mal pero con lagunas. La variedad de opiniones sale disparada ante la pregunta de si se merece tantos reconocimientos una cinta bastante común y predecible en cuanto a la lucha de la humanidad contra los extraterrestres. Pese a que muchos la traten ya como una película de culto y la revolución de las taquillas para fin de año. Sin embargo, como película comercial para los amantes de la ciencia ficción y el terror en minidosis han dado en el clavo.

Saca el bate, nos atacan
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios