www.tecnopunta.es
La cumbre de Durban divide en Asia

La cumbre de Durban divide en Asia

jueves 16 de octubre de 2014, 19:14h

Escucha la noticia

La cumbre de Durban llega muy dividida en el continente asiático, dado que sus tres economías más importantes no consiguen ponerse de acuerdo. Las dos que aún “no están desarrolladas”, China e India, abogan por continuar sin comprometerse, mientras que Japón pretende que las mismas se unan para alcanzar una mejor solución.

La cumbre de Durban divide en Asia

China e India que son, respectivamente, el primer y el tercer emisor mundial de dióxido de carbono y que aún no son “países desarrollados”, defienden desde hace ya dos años que dado que las naciones desarrolladas han sido las responsables a lo largo de la historia del cambio climático, sean ellas las que más contribuyan y sean sólo ellas las que tengan acuerdos vinculantes. Esto las hace partidarias de continuar con el Protocolo de Kyoto puesto que sólo suponía obligaciones para los países desarrollados.

De hecho, Xie Zhenhua, vicepresidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo de China que encabeza la delegación de su país, sostiene que dado que los países desarrollados no prestaron la suficiente atención al cambio climático cuando se industrializaron o urbanizaron, son ellos los que deben corregir sus errores reduciendo sus emisiones hasta un 40%.

Por esta razón, consideran desde el país del sol naciente que las naciones en vías de desarrollo sólo deben colaborar de manera voluntaria, por lo que defienden que sólo deben cumplir con los planes de fomento de energías renovables que ellos mismos se estipulen.

La India está de acuerdo con esta postura, llegando incluso a haber realizado una reunión este mes en Pekín para ponerse de acuerdo y actuar como un bloque junto a Brasil, Rusia y Sudáfrica, las otras potencias emergentes para ser ellos los que exijan a los países desarrollados más esfuerzos, en vez de unirse a la causa.

No obstante, también entre estos dos países existen matices, Nueva Delhi se quiere centrar en lograr que se cumpla la promesa de los países ricos a los pobres y se logre una transferencia real de la tecnología que mitigue los efectos del cambio climático, porque hasta el momento se encuentra con trabas comerciales y derechos de patente.

Frente a estas dos grandes economías, Japón que es el quinto emisor mundial de CO2, desea alcanzar un nuevo acuerdo que sea “justo y efectivo” y en el que los países emergentes sí se impliquen. A cambio se ofrece a seguir financiando los proyectos de mitigación de los efectos con los que el cambio climático perjudica a los países en desarrollo.

El principal problema que tiene Japón para alcanzar la reducción prometida, es precisamente el desastre de Fukushima ya que el país nipón apostaba por conseguir su reducción del 6% mediante inversión en energía nuclear y actualmente tiene detenidos dos tercios de sus reactores nucleares y la población ha dejado de apoyar, si es que alguna vez lo hizo, la energía nuclear.

La cuestión no termina en estas tres potencias económicas. A pesar de que los países del sudeste asiático ya se están enfrentando y sufriendo en sus carnes el cambio climático, se decantan por lo mismo que China o India y pretenden que seamos la cultura occidental los que nos comprometamos contra el cambio climático.

Necesitamos una solución global, pero parece ser que en el continente asiático no están por la labor de unirse a la causa. Veremos cómo acaba la cumbre.

La cumbre de Durban divide en Asia
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios