www.tecnopunta.es
Curiosidades de la naturaleza: El fossa

Curiosidades de la naturaleza: El fossa

jueves 16 de octubre de 2014, 19:14h

Escucha la noticia

Hoy dedicamos nuestro artículo semanal al animal carnívoro de mayor tamaño y único depredador nativo de Madagascar, el fossa, que actualmente está en peligro de extinción por la eliminación de su hábitat, la selva, de la que sólo se conserva intacta el 10%.

Curiosidades de la naturaleza: El fossa

El fossa, al contrario que sus primas las mangostas, tiene garras retráctiles parecidas a las de las mayor parte de los felinos y sus dientes son muy parecidos a los de un gato, motivos por los cuales durante años se discutió sobre si este animal de 2 metros de largo, podría ser un gato primitivo al parecerse enormemente al puma. Sin embargo, actualmente se le clasifica dentro de la misma familia a la que pertenecen las mangostas, es decir, la de Timón, el simpático personaje de El Rey León.

A pesar de su tamaño se trata de un animal esbelto que ni siquiera alcanza casi 12 kilos, debido, en gran parte, a que de esos 2 metros de largo, casi unos 70 cm son exclusivamente de cola.

Sus hábitos alimenticios no son nada quisquillosos, no hace ascos a ninguna criatura que pueda caer en sus garras, desde los cerdos salvajes hasta los pequeños ratones, siendo su presa favorita los lémures de los que cuenta con 30 especies a su disposición para saciar su apetito. Tampoco le importa la hora para realizar la caza, ya que, a diferencia de algunos felinos, no caza sólo de noche, sino que realiza sus actividades durante el día y durante la noche.

Otra característica peculiar es su hocico, que recuerda al de un perro y su cola que utiliza como palo de equilibrista en la cuerda floja para desplazarse entre los árboles de forma tan veloz que los científicos han tenido y tienen dificultades a la hora de poder observarle o estudiarle, lo que suele ser aún más difícil, dado su carácter marcadamente esquivo y solitario.

No se sabe lo que pasará con este magnífico animal, muy distinto a los animales con los que está emparentado, pero el hecho de que la inmensa mayor parte de su selva original ya ha sido cuando menos alterada, las perspectivas pudieran ser poco aragüeñas.

Esto no debe sorprendernos. Hace 2.000 años que el hombre osó llegar a Madagascar y se cree que se pudieran encontrar con animales tan extraños como lémures del tamaño de un gorila o el Aepyornis, el pájaro elefante, un pájaro no volador de 3 metros de altura que se extinguió probablemente hace mil años. Actualmente ya no contamos con ninguno de ellos.

Por ello, debemos insistir en que las prácticas de conservación de todas las especies son muy necesarias, aún en tiempos de crisis y no debemos dejar que se descuide la necesaria vigilancia y control del estado de conservación de todas las especies.

Curiosidades de la naturaleza: El fossa
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios