www.tecnopunta.es
101 ciudades protestan y Obama responde

101 ciudades protestan y Obama responde

jueves 16 de octubre de 2014, 19:14h

En 101 ciudades de Estados Unidos, miles de estadounidenses protestan pacíficamente por la absolución del vigilante George Zimmerman por la muerte de un adolescente afroamericano. Obama afirma que Trayvon pudo haber sido él.

Miles de personas se concentraron pacíficamente en 101 ciudades estadounidenses este sábado, para protestar por la absolución del 'vigilante' hispano George Zimmerman por la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin.

Los padres de Trayvon, Tracy Martin y Sybrina Fulton, se dividieron entre Miami y Nueva York respectivamente, donde fueron arropados por todo tipo de personas, incluyendo a decenas de celebridades del mundo del espectáculo, convocados todos por el reverendo Al Sharpton, conocido activista de los derechos de los afroamericanos y comentarista de televisión.

En Miami, Tracy Martin, considero  el veredicto como "una bofetada" a los miles de negros estadounidenses que por siglos lucharon por una mejor vida. "No quiero parecer muy duro, pero creo que no se hizo justicia para mi hijo y mucho menos para los muchos afroamericanos que dieron sus vidas por este país. El jurado se olvidó del mundo que nos rodea, de la historia de este país y de lo mucho que hemos luchado", dijo Martin, rodeado de activistas a las puertas del tribunal federal en Miami, muchos de ellos con sudaderas y capuchas parecidas a las que su hijo vestía el día de su muerte, y que se han transformado en un 'símbolo de resistencia' contra la injusticia proclamada en las leyes estadounidenses, donde las penas por matar a un negro son singularmente distintas que por matar a un blanco.

"Nuestra familia ha sufrido mucho. Pero todo lo que está sucediendo hoy demuestra que el veredicto también ha sido doloroso para muchas personas. Estamos agradecidos a todos, y esto nos afianza que la lucha es de todos", explicó el padre del adolescente fallecido.

La absolución la semana pasada de Zimmerman, al menos tuvo una virtud. "Nos ha puesto todos a hablar de nuevo del problema racial que nos rodea. Por eso estamos muy agradecidos al presidente (Barack) Obama por el coraje que tuvo de hablar públicamente del asunto y de mi hijo", añadió el desconsolado padre. "Lo importante es que la gente entienda que esto pudo pasar con uno de sus hijos. Voy a luchar el resto de mi vida para que el legado de mi hijo no desaparezca", insistió Tracy Martin.

Por un cambio de las leyes

En un corto discurso improvisado, vestido con una camiseta con la imagen de su hijo y con una gorra del equipo de béisbol local, 'Los Marlins', su padre Tracy Martin agregó a los manifestantes en Miami, que "la muerte de mi hijo tiene que impulsar cambios en nuestra sociedad y acabar con leyes que permiten matar a alguien solo porque otro piensa que es sospechoso".

En Florida existe una ley muy polémica, 'Stand your ground', que da inmunidad a toda persona que recurra a la fuerza si se siente amenazada. Esta ley fue inicialmente aplicada a Zimmerman después de que éste matara a Trayvon Martin, el 26 de febrero del 2012. Pero luego el caso adquirió una mayor notoriedad nacional y el 'vigilante' fue arrestado y los fiscales le retiraron esta inmunidad.

Sin embargo, su existencia, aunque no fue mencionada durante el juicio, estuvo presente en muchos de los alegatos. El viernes, Obama también sugirió que fuera revisada.

"Estas leyes nos están matando. La gente tiene que darse cuenta de esto. Son cosas que no comenzaron ahora, llevamos muchos años enterrando a nuestros hijos y nietos porque los blancos han aprobado leyes que son malas para nosotros", se quejó Marlon Shepard, una manifestante afroamericana que considera "uno de los momentos más felices de mi vida" haber podido abrazar al padre de Trayvon Martin. "El más feliz fue cuando elegimos a Obama", precisaba la mujer en la manifestación.

Una aproximación muy personal a la sentencia

Imposible hablar de manera más personal y con experiencias propias. Tras un largo silencio criticado -especialmente considerando que se trata del primer presidente negro de la historia de Estados Unidos-, Barack Obama robó por unos minutos a su portavoz el podio de la sala de prensa de la Casa Blanca para hacer su primera declaración pública -y por sorpresa y sorpresiva- desde que el pasado sábado se declarase inocente de todos los cargos a George Zimmerman, el hombre acusado de haber matado a un joven negro desarmado en Florida, únicamente porque le pareció sospechoso.

“Cuando dije poco después de que se disparase a Trayvon [Martin] que ese joven podría ser mi hijo, era otra manera de decir que ese joven podía haber sido yo hace 35 años”, declaraba el presidente ante la sorpresa de todos los periodistas allí congregados para cubrir una rueda de prensa más, en uno de los momentos más emotivos vividos en esa sala durante sus dos mandatos.

El presidente, el hombre más poderoso del planeta, vino a decir a la hora de anunciar que quería poner las cosas “en contexto” que él entendía perfectamente lo que sentía la comunidad afroamericana al sentirse frustrada tras el veredicto de inocencia que permitió salir andando como un hombre libre a Zimmerman, 29 años, de padre blanco y madre latina. Lo entendía perfectamente porque lo ha vivido.

“Pocos hombres afroamericanos no han sido seguidos cuando están comprando en un supermercado, como lo he sido yo”, comenzaba a decir el mandatario. “Pocos son los que no han oído cerrase un coche a su paso, como me ha sucedido a mí, antes de ser senador”, insistía. “O han vivido como una mujer se aferra a su bolso cuando un negro entra en un ascensor y siente alivio cuando vuelven a abrirse las puertas”. “Eso pasa a menudo” . Y me pasó a mí. Lo dicho, no podía ser más personal. 

“No quiero exagerar esto pero esas experiencias dan una idea de por qué la comunidad negra interpreta como lo interpreta lo que pasó una noche en Florida y es imposible escapar a esas experiencias que llevan consigo”. "Los jóvenes afroamericanos están acostumbrados a que se les tema", añadía.

El momento fue intenso. No hubo interrupciones. Hubo la declaración oficial de que el mandatario de EEUU entendía perfectamente por qué los negros de EE UU consideran que el veredicto hubiera sido otro si un blanco hubiera estado en la piel de Martin.

En la noche del pasado sábado, un jurado compuesto por seis mujeres –cinco blancas y una latina- absolvía de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario a George Zimmerman, el vigilante vecinal de 29 años que en febrero de 2012 mataba de un tiro en el corazón a quemarropa a Trayvon Martin, un joven de 17 años que volvía a su casa en una noche de lluvia tras comprar unas golosinas. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Tecno Punta

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.