www.tecnopunta.es
Aumento del rendimiento cerebral
Ampliar

Aumento del rendimiento cerebral

sábado 05 de agosto de 2017, 06:09h
Nuestro cerebro es como una computadora, aumentar la potencia de procesamiento del cerebro no es tan sencillo como conectar una barra de memoria RAM.

Cuando los neurólogos y los neurocientíficos hablan de la velocidad de procesamiento del cerebro, hacen referencia al ritmo al cual un ser humano puede asimilar una nueva información, emitir un juicio al respecto y formular una respuesta. En base a esta definición, la clave para mejorar la velocidad de procesamiento radica en realizar conexiones más sólidas en el cerebro, lo cual permite que las señales cerebrales viajen a altas velocidades. Aunque la mayor parte de este tipo de conexiones del cerebro ocurre durante la niñez, aun así puedes tomar medidas para mantener e incluso mejorar potencialmente la velocidad de procesamiento de tu cerebro.

Así mismo, los investigadores han desarrollado la citicolina, que es un nucleótido encontrado de forma natural en el organismo en donde es un intermediario esencial en la biosíntesis de los fosfolípidos principales de las membranas celulares.

La citicolina promueve la biosíntesis de los fosfolípidos estructurales de las membranas neuronales, favoreciendo el metabolismo cerebral y actuando a nivel de varios neurotransmisores (noradrenalina y dopamina).

El principio activo citicolina pertenece a un grupo de medicamentos denominados psicoestimulantes y nootrópicos, que actúan mejorando el funcionamiento cerebral.

Esta sustancia se usa para el tratamiento de los trastornos neurológicos y cognitivos (especialmente de la memoria y del comportamiento) originadas por:

  • Accidentes cerebrovasculares, que interrumpen o dificultan la llegada de sangre al cerebro, por haberse formado un coágulo en las arterias cerebrales o bien a consecuencia de otras alteraciones.
  • Traumatismos craneoencefálicos.

En general, la citicolina se utiliza como tratamiento complementario de los trastornos de riego cerebral y sus secuelas (insuficiencia vascular cerebral) tanto neurológicas como la disminución del rendimiento intelectual y psíquico.

La presentación inyectable se utiliza en los accidentes cerebrovasculares agudos y subagudos y en los traumatismos craneoencefálicos y sus secuelas.

Un estilo de vida saludable para el cerebro

  1. Haz mucho ejercicio aeróbico.Lo que consideramos como la velocidad de procesamiento del cerebro es en realidad la forma en las que viajan las señales eléctricas a través de los axones, los cuales en esencia constituyen las distintas partes del cableado del cerebro. La materia blanca del cerebro está compuesta de todo este cableado y se alimenta a través de los vasos sanguíneos, lo cual significa que los problemas vasculares como la diabetes y la presión arterial alta pueden privar a los axones del oxígeno y la glucosa que tanto necesitan. Por lo tanto, mantenerse en forma y hacer mucho ejercicio aeróbico es la primera recomendación de la mayoría de los neurólogos para mantener a los axones e incluso mejorar potencialmente las velocidades de procesamiento.
  2. Consume los alimentos adecuados.La salud física va de la mano con la salud cerebral. Además de la cantidad adecuada de ejercicio, también debes mantener una dieta equilibrada. Asimismo, puedes centrarte en alimentos específicos vinculados a la salud cerebral, como los siguientes:
    • Arándanos: están cargados de antioxidantes, lo cual significa que protegen al cerebro del estrés oxidativo y pueden reducir los efectos de las condiciones relacionadas con la edad. Trata de comer 1 taza de arándanos al día. Otros alimentos ricos en antioxidantes son el jugo de granada y el chocolate oscuro.
    • Salmón salvaje: los ácidos grasos esenciales omega 3 son vitales para el funcionamiento del cerebro y los pescados de aguas profundas como el salmón, las sardinas y el arenque están llenos de ellos. Trata de comer una porción de 113 g (4 onzas) de dichos alimentos, de dos a tres veces por semana.
    • Frutos secos y semillas: estos constituyen una excelente fuente de vitamina E, la cual ayuda a combatir el deterioro de la capacidad cognitiva a medida que envejecemos. Trata de consumir 28 g (1 onza) al día.
    • Aguacates (paltas): son excelentes para ayudar a prevenir las condiciones cardiovasculares (como la presión arterial alta) y el flujo sanguíneo saludable es esencial para un cerebro saludable. Sin embargo, los aguacates tienen un alto contenido de grasa, así que limítate a comer la cuarta parte o la mitad de un aguacate al día.
  3. Duerme lo suficiente cada noche.Los Institutos nacionales de salud (de Estados Unidos) recomiendan que los adultos deben dormir de 7 a 8 horas cada noche y los adolescentes, 9 horas. El cerebro forma nuevas vías mientras duermes. Además, los estudios han demostrado que dormir lo suficiente contribuye al aprendizaje, las habilidades de resolución de problemas y la memoria. El sueño también desempeña un papel importante en la reparación del corazón y los vasos sanguíneos.
  4. Mantente en continuo aprendizaje.Aún a una edad adulta avanzada, el cerebro sigue realizando nuevas conexiones. Aprender una tarea crea nuevas conexiones y dominar dichas tareas fortalece las conexiones de tal manera que acelera el viaje de la información a través de los axones. En concreto, cuando aprendes, los tipos de células cerebrales llamados células gliales pueden formar capas de proteína y sustancias grasas (llamadas vainas de mielina) alrededor de los axones que los aíslan y en consecuencia, aceleran las señales eléctricas hacia ellos.
  5. Empieza a tocar un instrumento.Algunos estudios han demostrado que tocar un instrumento es otra forma de desarrollar conexiones sólidas a lo largo de las distintas áreas del cerebro. Se cree que las conexiones entre dichas áreas cerebrales se vuelven más sólidas y más estrechamente conectadas gracias a que el entrenamiento musical involucra realizar varias coordinaciones específicas: coordinación visual para leer la música, auditiva para escuchar lo que estás tocando y motora para tocar el instrumento.
  6. Mantén tus redes sociales. Aunque no necesariamente se refiere a las redes sociales de Internet, mantener una vida social activa es bueno para tus habilidades cognitivas. La discusión activa requiere pensar rápido y mantener una red social sólida es una excelente manera de desafiar tu mente y mantenerte alerta.
  7. Deja de fumar.Si no fumas, entonces sigue así. Pero si fumas, deja de hacerlo. Más allá de lo que fumar implica para el riesgo de sufrir cáncer y enfisema, se ha demostrado científicamente que este disminuye el volumen cerebral general (sobre todo en el hipocampo). Los fumadores pierden volumen cerebral más rápido que los no fumadores, lo cual puede causar un impacto en la capacidad cognitiva.

¿Quieres leer el artículo al completo? Accede a nuestro quiosco, desde donde podrás ver nuestra revista, navegar por nuestra hemeroteca y descargarte los números que quieras desde tu dispositivo Android, Apple o en nuestra biblioteca de Amazon. Descubre una nueva forma de acceder a los contenidos de Hora Punta, gratis y desde cualquier soporte digital. ¡No lo dudes y haz click aquí!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Tecno Punta

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.