www.tecnopunta.es
El nuevo Far Cry 4: una fórmula inhóspita y salvaje
Ampliar

El nuevo Far Cry 4: una fórmula inhóspita y salvaje

viernes 19 de diciembre de 2014, 19:59h

Escucha la noticia

Con unas localizaciones muy interesantes, Far Cry 4 nos introduce en la ciudad de Kyrat, en el Himalaya, para vivir en un ambiente salvaje e inhóspito. El reto es conseguir acabar con el régimen de Pagan Min, un dictador que domina con puño de hierro a los ciudadanos.

Este título de acción en primera persona tiene toques, como rebuscar a los muertos y víctimas, dominar armas silenciosas como cuchillos y arcos y una gran libertad de movimientos. El jugador hará uso de armas de fuego en un amplio escenario, en el que no se tienen problemas para recargar ni sumar nuevo armamento.

La fórmula adoptada, no difiere demasiado con las anteriores entregas, aunque en esta, el resultado es fantástico y muy adictivo. La historia se hace más interesante poco a poco y además unido al fácil manejo de los controles, hace que los jugadores se enganchen a la intensidad del videojuego.

Tendremos que realizar misiones de liberar a personas, apuñalar animales y, en conjunto, generar un caos tremendo por donde pasamos. Pero la historia es muy imprevisible, puesto que el sistema nos obligará a salvar a sublevados por sorpresa. Al tener la oportunidad de aprovechar el entorno a nuestro antojo, se pueden utilizar diversas habilidades como cebos con los que atraer a animales salvajes, cabalgar a lomos de elefantes y de otros vehículos, tirar piedras para distraer a los guardias, e incluso apuñalar lobos tibetanos.

Como otros títulos similares, mantiene un medidor de detección que se llena a medida que los enemigos te vean. Si parpadea te han detectado. Un aspecto curioso es el poder disparar incluso a aliados.

Manejamos a Ajax Ghale, un ciudadano norteamericano con la misión de eliminar el régimen implantado por el líder militar opresor. Su destino está escrito, porque sus ancestros así lo han considerado. Se aprecia la cultura tibetana y nos vemos inmersos con las creencias de los oprimidos, que hace que nos familiaricemos por completo con ellos. Finalmente, descubrimos nuestro pasado y los secretos familiares.

El juego sigue la estela de entregas anteriores, pero con matices al incorporar pequeñas novedades que mejoran el juego.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios